7.14.2012

David Demaría



DDM, siglas de David Demaría, o de Artista, que lo mismo es. ¿Y por qué? Este viernes he tenido la oportunidad de verle en el concierto que ofreció en el CCLoranca, en Fuenlabrada. Llevaba todo el año deseando ir a un concierto suyo, ¡y que suerte he tenido!



He de decir que he logrado una foto, un "Andrea Besos" y una firma en uno de los libretos y uno de los carteles que había en el CC anunciando el concierto. Así, para ir abriendo boca.
 (Después de esperar cerca de 45min a que terminara de ensayar, y a pesar de que se lo llevaban a rastras, ha dicho que se esperaran para hacerse la foto tras un "Me voy que me tengo que duchar". ¡UN DETALLAZO!)










(Después de luchar dos semanas por hacerme con uno, lo mejor ha sido pedírselo a uno de los que recogían el escenario tras acabar el concierto. ¡Está perfecto! Mi primer cartel.) 














Hablando ya propiamente del concierto, la verdad es que me ha resultado mágico, especial, uno de esos conciertos que no se olvidan fácilmente. Si tengo que decir algún fallo, es que han tenido bastante problemas con el sonido, ya que había veces que DDM no escuchaba la guitarra, o se acoplaba, o se escuchaba la eléctrica por encima... Pero si no hubiera por sus gestos, ni se hubiera notado.

El resto... ¿Qué voy a decir? Ha merecido la pena las 4 horas que he estado en la valla con unos amigos para asegurarnos la primera fila. Y ha sido una maravilla. Dos horas de concierto, apenas interrumpidas un par de minutos para cambiarse de camiseta, y tras el que ha venido el momento más íntimo de la noche. Pero pasito a pasito.
Ha empezado con cañones de esos que echan chispas y con Detrás de cada historia, mi canción favorita de 'Posdata', y ha estado tocando canciones ese CD como Días de sol, Lo que pudo ser o Rojo. Luego se ha centrado más en canciones que cualquiera conoce como Barcos de papel, El perfume de la soledad... Un arte, un poderío encima del escenario... Y ya no sólo a la hora de cantar, sino a la hora de hablar. Y es una de las cosas que más me maravillan: cuando habla, cuando se expresa sin cantar, logra cautivarme y detener el mundo en ese instante. Es realmente impresionante como logra emocionarme cuando habla, más que cantando incluso.
Ha continuado y se ha ido a cambiar. A la vuelta, como he dicho, intimidad con canciones como Enamorada, Cada vez que estoy sin ti, Guía de mi luz o Pétalos marchitos. Realmente sabe cómo enamorar y lograr elevar el alma del espectador a un mundo paralelo.
Además de las chispas del principio, también ha habido cañones con papeles que han aparecido en momentos claves, como puede ser al final. Y quiero destacarlos porque no suelen aparecer en este tipo de conciertos, ya que el artista suele dedicarse a cantar sin traer a escena los efectos que disfrutan en conciertos de pago a lo mejor. Al sonar Que yo no quiero problemas parecía que se acercaba el final... ¡Pero se ha producido el apoteosis final! La ciudad perdida ha comenzado a sonar y ha inundado todo de esperanza, fuerza y fe, tan necesarias en los tiempos que corren, tema que ha estado presente durante todo el concierto.

Os dejo unas fotos del concierto, y ahora os comento algo más:


















Además de un Artista, así, con mayúscula, me parece una persona increíble. Sí, no le conozco personalmente (¡quien pudiera!) pero por lo que demuestra en las entrevistas, en lo que escribe, etc, me lo da a entender. Pero fue al leerle una respuesta sobre un tema cuando empecé a quererle, porque me vi totalmente reflejada en él. Y es sobre el amor. Y fue concretamente con esta pregunta y con esta respuesta:

-Oyéndole pienso si no tendrá idealizado el amor.
-Lo tengo tan idealizado que por eso no me sale bien. Lo que yo busco es ese enamoramiento eterno y mutuo, en el que nunca se apague la chispa de la mirada. Esa mirada que te enciende y que te lleva al cielo. Sentimientos que para un artista creemos que son imprescindibles, porque, más que conseguir el amor, lo difícil es mantenerlo vivo.
(Entrevista completa aquí) Con esa respuesta y esa entrevista supe que compartíamos horizontes, pensamientos, ideas... Así que ya no son sólo sus letras, también es su forma de ser y de pensar. ¡Y que es gaditano! Se nota el arte que corre por sus venas, ese arte andaluz que no se pué'aguantá'.

Sinceramente, creo que con la entrevista se dice todo lo que podría decirse de él. Sólo espero que siga muchos años en el panorama musical, porque hace que todo sea más bonito, más mágico... Más especial.

(En el tatuaje pone "Amor", que no se ve bien)

5 comentarios:

  1. Me encanta!!!!
    Yo le he visto en varios conciertos y me encanta, da un toque intimista a las canciones que me encanta... Y cierto lo que dices, a veces enamora más con las palabras que dice...
    Una pena no haber podido ir al de hoy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Sara. Me hubiera encantado compartirlo contigo, que sé que los vives de una manera muy parecida a la mía, pero ya nos tocará :)

      Eliminar
    2. Siiiii, ya nos tocará ir pronto a otro concierto juntas! :)

      Eliminar
  2. Legue un poco mas tarde pero llegue, y me encanto como siempre por cada palabra que dice, por cada letra que canta, es tan bello por fuera como por dentro. Tengo clarisimo que no va a ser el ultimo concierto suyo al que vaya. Me encantan las fotos que le pudiste hacer, yo estaba muy lejos y habia demasiada gente, no me pude acercar para hacerle fotos, si me pudieras mandar alguna te lo agradeceria enormemente. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario :) Si quieres, deja un comentario con una dirección de email y te paso cosillas. Los comentarios los reviso antes de publicarlos, así que no lo publico y listo. Un saludo.

      Eliminar