12.08.2012

II Concierto Benéfico 'Fundación Contra la Hipertensión Pulmonar'


Ayer tuve la oportunidad de asistir al II concierto benéfico organizado por la FCHP (Fundación Contra la Hipertensión Pulmonar). ¡Qué conciertazo! No hay nada mejor que un buen concierto, organizado por una buena causa y vivirlo con excelente compañía. 


Antes de hablar del concierto, dediquemos unas líneas a conocer un poco la enfermedad, razón por la cual se realizó el concierto. 
El término hipertensión pulmonar define el momento en el que la presión de la arteria pulmonar es superior a 20mmHg en reposo y entre 25 y 30mmHg durante el ejercicio. Existen dos tipos de hipertensión pulmonar: la primaria (cuando aparece sin causa aparente) y la secundaria (cuando está relacionada con otras patologías).

  • Hipertensión pulmonar primaria: la incidencia es de 1-2 casos por cada millón de habitantes, y es más frecuente en mujeres que en hombres. La edad media de diagnóstico se situa en los 36 años. En este caso no existe una causa conocida, por lo que no existen unas medidas preventivas específicas. Los síntomas son los siguientes: angina, síncope o presíncope, astenia, edemas periféricos o el fenómeno de Raynaud. El tratamiento a seguir suele ser comenzar con una reducción de la actividad física y evitar los fármacos que puedan agravar la enfermedad, como son los descongestionantes vasoactivos. El pronóstico que se da suele ser de 2'5 años, aunque hay pacientes que viven más tiempo, sobre todo con los nuevos fármacos: la anticoagulación casi duplica el rango de 3 años, y los que son tratados con antagonistas de calcio viven 5 años en el 95% de los casos.  
  • Hipertensión pulmonar secundaria: el abandono del tabaco, realizar ejercicio físico aeróbico o una dieta sana ayudan a evitar patologías cardiopulmonares que son las causantes de la hipertensión pulmonar.
En realidad, lo único que logran los tratamientos es paliar la enfermedad, no curarla. Existen otras posibilidades, como el trasplante de pulmón y corazón, pero sólo para casos extremos y a largo plazo; además, cuenta con unos resultados poco optimistas en cuanto a la supervivencia a medio plazo.


La hipertensión pulmonar ocurre cuando las pequeñas arterias del pulmón se estrechan, dificultando la circulación, por lo que la presión arterial aumenta, el lado derecho del corazón tiene que trabajar más y puede agrandarse, lo que a la larga puede traducirse en una insuficiencia cardíaca progresiva.
Las causas pueden ser: anomalías genéticas, ciertos medicamentos dietéticos, afecciones médicas (ej. válvulas cardíacas) o antecedentes de coágulos sanguíneos en el pulmón. Pero existen algunos casos donde no se sabe cuál es la causa. 

Al realizar el examen físico, los principales rasgos que se aprecian son: aumento del tamaño de las venas del cuello, respiración normal, soplo cardíaco, sensación de pulso en el esternón e hinchazón de hígado, bazo y piernas. En las primeras etapas, el examen puede ser normal y tardar varios meses hasta que empiezan a aparecer estas anomalías. También hay que tener cuidado con no confundir hipertensión pulmonar con asma. 


Un caso especial es el de la hipertensión pulmonar primaria o persistente. Es aquella en la que la circulación del recién nacido se convierte nuevamente en circulación fetal, y gran parte del flujo sanguíneo elude los pulmones. Afecta a 1 de cada 500-700 bebés, y con mayor frecuencia a los que nacen a término o pos-maduros en un parto con dificultades o con asfixia en el nacimiento. La causa principal es que el feto no utiliza los pulmones para realizar los cambios de oxígeno-dióxido de carbono durante el embarazo; el problema aparece cuando, al nacer, no se pasa a utilizar los pulmones para realizar ese cambio y se sigue realizando de manera fetal (transportando la sangre fuera de los pulmones), por lo que la presión en los pulmones permanece alta (hipertensión pulmonar primaria o persistente). Síntomas: cianosis (color azulada de piel), respiración rápida, frecuencia cardíaca rápida, niveles bajos de oxígeno en sangre... El tratamiento a seguir suele ser: oxígeno suplementario, colocación de un respirador artificial, medicamentos (para que ayuden a responder al bebé mejor al respirador), inhalación de óxido nítrico (que ayuda a dilatar los vasos sanguíneos de los pulmones), etc.

Esta información ha sido extraída de la FCHP. En ella podréis encontrarla de forma más extensa, algunos casos particulares y formas de contribuir con esta causa.



Pasemos a hablar de la parte un poco más secundaria: el concierto. Los primeros en salir fueron Deivhook. ¡Qué geniales! Son un chico que toca la batería y otro disfrazado de mono que baila breakdance, da saltitos y demás variantes mientras que el primero toca. Repartieron plátanos y flyers con su canal de YouTube. También sacaron un par de globos para que el público estuviera entretenido, nos saludaron y sacaban carteles con "Are U Ready?", "Deivhook", "Jump!", "Follow me @deivhook"... Ese último me encantó, soy una viciada de Twitter y me hace ilusión ese tipo de referencias a él. 

Los siguientes en salir fueron mis queridos Jaula de Grillos. Tocaron cuatro canciones: Quererte odiar, No pidas perdón, Somos más y Mil pedazos, por ese orden. Se me hizo demasiado escaso, teniendo en cuenta a lo que nos tienen acostumbrados con sus conciertos. Alberto se volvió a equivocar en Somos más (para perder la costumbre), no se oía a casi nadie cantar sus canciones (que a mí eso me da mucha pena, porque tengo la sensación de que ellos intentan que el público responda y no lo logran, tiene que ser un poco frustrante para ellos...) y no pude evitar emocionarme con Mil pedazos. Lo hicieron genial, demasiado corto, pero genial. ¡Ah, se me olvidaba! Comentar que sólo estuvieron Óscar, Alberto y Juan porque Jacobo y Álvaro estaban siendo papás (¡ENHORABUENA!) 


Fui al aseo en un descanso que hicieron. Dio la casualidad de que, en ese instante, me encontré con los chicos de Jaula de Grillos, que se marchaban. Me acerqué a saludarles. Alberto sonrió cuando me vio, y estaban los tres. Hablando con ellos, comentaron que habían cantado tan poco porque iba todo con un poco de retraso y se tenían que marchar a un compromiso, por lo que no podían quedarse. Le dije a Alberto lo de que se seguía equivocando en Somos más, se rió y le dije que el dia que no se equivoque, que será cuando se retire, así que mejor que se equivoque. Intenté sacarles cuándo volverían a tocar a Madrid y me dijeron que muy prontito, pero que aún no tenían nada confirmado. Les pregunté cómo les iba con la promoción del nuevo single, Mil pedazos, y me dijeron que ya lo emitían en Sol Música y en otro canal, pero que iba bastante bien. Óscar me preguntó cómo me iba, detalle que me encantó porque muestra un interés por su parte que agradezco profundamente. Y se marcharon. Son de lo más encantador, siempre lo digo y siempre será así. Me encantan.

Y los que formaban el plato fuerte del concierto, Melocos. Llamó la atención el nuevo look de Jaime Terrón, vocalista del grupo: corte de pelo, pantalones pitillos rojos, chupa acompañada de una camiseta blanca. Comenzaron cantando la que es, personalmente, mi canción favorita del nuevo álbum, Noviembre. Continuaron intercalando las nuevas canciones (Ahora, A matar, Dormida (sin Georgina, como era de esperar), 90 conciertos y Cada amanecer) con otras que podrían considerarse míticas o sí de las más importantes de su carrera musical (Somos, Imposible, Cuando me vaya, Cuando brille el sol y Cada golpe), todas ellas con una breve introducción o hablando un poco sobre la hipertensión pulmonar. Estuvieron brillantes, bailando y recorriéndose el escenario de punta a punta, buscando continuamente la intervención del público y se les notaba cargados de energía, ilusión y ganas de pasarlo bien y hacer que nos lo pasáramos bien. Como no podía ser de otra forma, terminaron con el que es el actual single, Pensando en vos. Me pareció una mala elección, no porque no me guste la canción, sino porque al tener ese ritmo, al ser un tanto triste, no creo que sea la más adecuada para terminar un concierto. Pero hablo desde mi punto de vista.


Para terminar, os dejo tres fotografías extraídas de los twitters de Jaula de Grillos y Jaime Terrón, todas antes del concierto:

Enlace permanente de imagen incrustada
Jaime Terrón (voz de Melocos), Óscar (batería y coros de Jaula de Grillos) y la cara visible de Devihook


Jaula de Grillos (Óscar, Juan y Alberto) durante la prueba de sonido


Melocos en la prueba de sonido

2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el resumen del concierto, y muy buena la información sobre lo que es esta enfermedad.
    Opino igual que tú, para acabar el concierto, mucho mejor una canción con ritmo, que una balada.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que la web de la Fundación, a pesar de que contiene mucha información, todo está muy bien explicado y queda bastante claro todo lo que es y conlleva esta enfermedad.
      ¡Gracias por tu comentario! :)

      Eliminar