1.18.2013

Concierto fin de gira Maldita Nerea


¡Adoro los conciertos! ¿No os pasa también a vosotros? Seguro que sí: tener la oportunidad de estar frente al artista, escuchar su voz en directo, ver y sentir cómo se lo pasa, ver y sentir cómo hay más personas que sienten lo mismo que tú, cantar a grito pelado hasta quedarse afónico... Es de las mejores cosas que existen. Y si es un fin de gira, todo se eleva al máximo exponente.



Pero empecemos por el principio: la cola. He de decir que he ido, en Vistalegre, a 3-4 conciertos y, excepto en el de Simple Plan, en el cual hubo bastante desorganización (aunque finalmente las personas con las que iba y las que nos encontramos por el camino y yo conseguimos muy buen sitio), me gusta muchísimo cómo organizan las colas y con la rapidez con la que se entra. En esta ocasión, optaron por hacer dos filas: una con los que iban a pista y otra con los de grada (donde me encontraba yo). Llegué allí una hora antes aproximadamente de la hora de la apertura de puertas. A eso de las 18:15-18:30h estaba dentro, y no es que tuviera poca gente delante precisamente.
Cogí asientos para mí y la persona con la que iba, Sara (quien tiene un blog, el cual os recomiendo), que llegaría más tarde y... ¡No estaban nada mal! A media altura tirando hacia abajo, un poco en el lateral, pero se veía bien.

PRIMERA ANÉCDOTA (y la única que os voy a contar, aunque hubo muchas más): el momento de explicarle a Sara dónde estaba y reunirnos. Estuvimos cerca de 10min (sin exagerar) dándonos indicaciones por teléfono. Yo la había visto entrar al recinto, pero después la perdí de vista. Al final tuvieron que ser los chicos que tenía al lado (a los que estoy muy agradecida, por esto y porque me cuidaron los asientos para que pudiera ir al aseo y me ayudaron a encontrarles después) los que me avisaron de si era una chica que iba, casualmente, hablando también por teléfono. Si no llega a ser por ellos, a pesar de estar prácticamente al lado, no nos hubiéramos encontrado. Y sí, queda demostrado que yo, lo que es sentido de la orientación, poco.

Sobre Efecto Pasillo, los teloneros, conocidos por su single Pan y mantequilla, no puedo opinar porque no les presté mucha atención. Sólo me sabía esa, así que aproveché para ponerme al día con Sara.


Luces fuera. Se ilumina el escenario con 30min de retraso (esperaron a que todo el mundo estuviera dentro para empezar). Aparece una caja enorme en medio del escenario y se aventura algo en su interior. Se abre el frontal. Un sillón rojo. Y aparece Jorge, vocalista de Maldita Nerea, cantando El error. ¡IMPRESIONANTE!


Fotografías extraídas de esta web

El concierto acabó alrededor de las 23:45h y empezó a eso de las 21:30h. Os dejo el set list y ahora entramos de lleno en el concierto.

Extraído de esta web


 fue prácticamente una canción tras otra. Jorge apenas habló, cosa que yo, personalmente, eché de menos. Bueno, y ocurrió un hecho insólito: ¡explicó una canción! Él prefiere no explicar las canciones para que cada uno las interprete a su manera y las "complete", pero de vez en cuando nos premia explicando algunas. Ya tuve la ocasión, el año pasado, de disfrutar de la explicación de ¿No podíamos ser agua?, la cual tiene una historia detrás que cala hondo. En esta ocasión explicó La respuesta no es la huida, aunque puede extraerse el significado que él explicó leyendo la caja de descripción de este vídeo.

Las canciones que más me gustaron fueron: Piedra, papel o tijera, Hace tiempo que dices, Después de todos estos años, ¿No podíamos ser agua?, Hecho con tus sueños y El secreto de las tortugas. Eso sí, me emocioné con Tu mirada me hace grande, por motivos que no importan aquí y porque Jorge se la dedicó a su padre, allí presente.


 
Extraída de esta web

Si algo me gusta de Maldita Nerea, especialmente de Jorge, es que es muy humano, tiene los pies en la tierra y las ideas muy claras, además de tener una visión de la vida particular, sencilla y que intenta reflejar en cada cosa que hace.

Y, para terminar, contaros cómo fue el broche final que, para mí, fue perfecto: cantaron El secreto de las tortugas, salieron todos a saludar al borde del escenario mientras, como hilo musical, pusieron Viva la vida, de Coldplay. ¡P-E-R-F-E-C-T-O!


Dicen que se despiden hasta 2014 pero... Creo que es posible que hagan concierto antes, aunque sea reducido, aunque no forme parte de ninguna gira... Me da esa sensación. Pero ya veremos qué ocurre al final.

1 comentario:

  1. ¡¡Me ha encantado el post!!
    Gracias por recomendar mi blog, y sí, tenemos mil anécdotas de ese día!! Que desesperante fue eso de hablar y verte enseguida, pero luego acercarme a donde estabas, y ya no verte y no entendernos por teléfono.
    Muy buena crónica del concierto. La verdad es que fue increíble. ¡Ah! Recomendación absurda: en un concierto de este tipo, grande y en grada, perder una lentilla. Los efectos de las luces se multiplican xDD
    Gran GRAN momento con "Tu mirada me hace grande", y cómo se la dedicó a su padre.
    Tengo ganas de verte!!
    Un beso!

    ResponderEliminar