4.10.2013

David Hockney: seis cuentos de los hermanos Grimm



Una de las mejores exposiciones que he tenido el placer de visitar en bastante tiempo. Se encuentra en Fundación Canal (Mateo Inurria, 2) hasta el próximo 14 de abril. Han sido cerca de tres horas dedicadas a ella, en dos días, la primera vez que me ocurre. Pese a que los paneles informativos tenían fallos de impresión y alguna que otra falta ortográfica, es una exposición magnífica y muy bien planificada. Antes de los grabados, tenías unos paneles donde se encontraba el cuento. Después, con los grabados, además del material, se incluye una breve reflexión de David Hockney sobre la obra y, finalmente, una explicación realizada por los que han llevado la exposición. Por último, al final de la exposición, encontrabas un papel donde se incluían resumidas los títulos de las obras, el material y las medidas. Lo dicho, una organización magnífica.

Advierto desde ya que va a ser una entrada larga, pues pude tomar todas las notas que quise en esos dos días... Será casi como estar allí, disfrutando de ella personalmente. La estructuraré así: título del cuento (en el dossier de prensa de la Fundación Canal podéis encontrar tanto información sobre la exposición, como de David Hockney, en qué consisten las técnicas utilizadas para crear los grabados o los propios cuentos al final de la misma), título del grabado-materiales-medidas, reflexión de Hockney (en gris y en cursiva) y la explicación. Si os encontráis con algún punto a lo largo de la entrada, como de una lista, es porque no me ha sido posible encontrar la imagen pero quiero que disfrutéis de lo que de ella se decía. Espero que os guste tanto como a mí y que os paséis, es gratis y merece muchísimo la pena.


David Hockney es un artista británico, prolífico y polifacético con un punto de vista original caracterizado por incluir grandes dosis de humor en sus obras. Los grabados de esta exposición fueron realizados en 1969. Esta exposición se ha realizado con motivo del 200 aniversario de la primera edición de los cuentos de los hermanos Grimm.

CATHARINA DOROTHEA VIEHMANN


Catherina Dorothea Viehmann, from Six Fairy Tales (Scottish Arts Council 70; MCA Tokyo 67)
Catharina Dorothea Viehmann. Aguafuerte y aguatinta. 280x225mm 
[Retrato realizado por Ludwig Emil Grimm, el menor]

“Catharina Dorothea Viehmann es la viejecita que cuenta la mayoría de los cuentos que, posteriormente, recogerían los hermanos Grimm. Estos estaban elaborando en un primer momento un diccionario pero, al escuchar los relatos de Catharina elaborados con un lenguaje sencillo, decidieron transcribirlos tal cual"


La princesa en su torre. Aguafuerte y aguatinta. 447x323mm

“Este cuento me gustó por parecerme un relato sexual muy extraño sobre una princesa que quiere y no a su marido […] A veces interpreto que de lo que la historia habla es del deseo de tener un niño”


El muchacho escondido en un huevo. Aguafuerte, aguatinta y punta seca. 198x170mm

“[…] La figura está copiada del natural. Alguien posó para mí acurrucado de esa forma” Hockney se inspiraba en Goya para realizar sus aguatintas. 


El muchacho escondido en un pez. Aguafuerte y aguatinta. 231x268mm

“[…] Al final sólo necesitaba hacer dibujos para las cosas técnicas, donde la figura queda perdida en el interior de algo”



  • La princesa oteando. Aguafuerte y aguatinta. 267x170mm
“[…] Al colocar el lebranto en el interior de la princesa quizás esté añadiendo al cuento más de lo éste se proponía, pero estos relatos cuentan historias insólitas y curiosamente extrañas”




  • El paisaje boscoso. Aguafuerte y aguatinta. 390x270mm
“Escogí este cuento por su detalle. Me gustaba esa idea de personas transformándose en cosas […]”
David Hockney es tan célebre por sus naturalezas muertas y paisajes como por sus retratos. La escena refleja el deseo de Hockney de centrarse más en elementos visuales, que le interesan como artista moderno, que en los momentos más dramáticos del relato.


La cocinera. Aguafuerte y aguatinta. 185x198mm (izquierda) / La cazuela hirviendo. Aguafuerte y aguatinta. 175x200mm (derecha)

Sobre La cocinera: “Es evidente que la cabeza de la vieja cocinera está tomada de Leonardo da Vinci, de la colección de la reina, solo que invertida” Las cabezas grotescas de Leonardo da Vinci inspiraron esta visión. Nótese el intenso sombreado cruzado del fondo que da vigor a la escena.

Sobre La cazuela hirviendo: La aguatinta oscura y el sombreado cruzado conforman una escena sencilla y amenazadora.


La rosa y el tallo de la rosa. Aguafuerte. 278x120mm
La contenida pero elegante habilidad de Hockney hace que este dibujo sea tanto una ilustración del cuento como una pieza se erige en sí misma como una obra independiente del arte contemporáneo de la década de los 60.


  • La torre de la iglesia y el reloj. Aguafuerte y aguatinta. 280x123mm
Método sobrio y refinado.


  • El lago. Aguafuerte y aguatinta. 442x318mm
“[…] Una vez más, la ilustración del drama, de ese drama en concreto, me parecía facilona: un pato arrastrando a una señora mayor hacia un lago […] Preferí hacer el lago –el lago vacío –y que la atmósfera fuera, de alguna forma, suficiente […]” Paisaje que desentona radicalmente con la violencia del final del cuento real. Rompedora desde el punto de vista de su originalidad.



VERDEZUELA (RAPUNZEL)

Rapunzel creciendo en el jardín. Aguafuerte y aguatinta. 440x327mm
    “Absolutamente ficticio, sin preferencias. La mujer asomada a la ventana de la torre no es Rapunzel, sino su madre, que entrega a su hija a la hechicera” El New York Times tradujo el cuento al estilo moderno, es decir, reescribió el cuento utilizando elementos actuales.


    • La hechicera en su jardín. Aguafuerte y aguatinta. 232x130mm
    “[…] Sea como fuere, prefería el término hechicera, me pareció que no era tan duro con ella como el de bruja

    La hechicera con Rapunzel de bebé. Aguafuerte y aguatinta. 270x231mm
    “¿Por qué esta vieja mujer querría una niña? Se me ocurrió que sólo la querría porque, al ser tan vieja y fea, ningún hombre iba jamás a hacerle el amor. Por tanto, la única forma de tener un niño era arrebatándoselo a alguien. Pensé, por tanto, que lo más seguro es que fuera virgen, una virgen fea” Grabado basado en Virgen con Niño de El Bosco (hechicera y la niña) y en Leonardo da Vinci (árboles). La hechicera recuerda más a un hombre feo que a una mujer fea.


    Rapunzel de mayor. Aguafuerte y aguatinta. 220x245mm
    Basado en el Uccello de Oxford. Énfasis en la ejecución de la figura de perfil, disposición rítmica de formas, aspecto contemporáneo.


    La torre tenía una ventana. Aguafuerte y aguatinta. 335x150mm
    Seis de los treinta y nueve grabados son representan torres.


    Rapunzel, Rapunzel, deja tu pelo caer. Aguafuerte y aguatinta. 258x243mm
    Inteligente porque no muestra el rostro del príncipe. Juguetón porque el grabado anterior revelaba que la estructura de la derecha es la base de la torre. La representación del pelo de ella y el príncipe es lo más lejos que llega David Hockney a representarlos como pareja.



    EL VIEJO RINKRANK

    El viejo Rinkrank amenaza a la princesa. Aguafuerte y aguatinta. 440x325mm

    La montaña de cristal. Aguafuerte. 230x268mm

    “[…] Hice seis o siete versiones de la montaña de cristal […] El edificio en sí está hecho a partir de una fotografía” Distorsión del edificio y del árbol, vistos a través de la luz reflejada.


    • Cavando cristal. Aguafuerte y aguatinta. 130x110mm
    “Cavar en el vidrio”

    La montaña de cristal destrozada. Aguafuerte y aguatinta. 230x267mm
    Los fragmentos de la montaña en primer plano se asemejan a diamantes toscamente tallados. El flanco izquierdo recuerda a esos dibujos de colorear por números. Las hojas y las ramas del árbol de la derecha aparecen distorsionadas por el cristal.


    La princesa rescatada. Aguafuerte y aguatinta. 450x320mm
    “Como se la encuentran mucho más vieja, la representé miope y fea, con grandes pedazos de cristal a su alrededor [...] Barniz duro (agua fuerte en línea) y aguafuerte de barniz blando (lápiz sobre papel de seda)”





    JUAN SIN MIEDO
    Casa. Aguafuerte. 445x320mm
      “Dibujo que hice en la biblioteca de la casa de Sheridan Dufferin, en Irlanda. Es más grande que la página del libro” Mezcla realidad-fantasía muy original y en línea con su personal manera de interpretar los cuentos.


      • El campanario. Aguafuerte y aguatinta. 265x165mm
      “Dibujando a partir de una fotografía tomada en algún lugar” David Hockney rompe la geometría del edificio representando un árbol nudoso que crece entre unas hierbas mecidas por el viento.

      El sacristán disfrazado de fantasma. Aguafuerte y aguatinta. 230x268mm
      “[…] No es más que el dibujo resultante de cubrir un lápiz con un pañuelo y observar los pliegues, lo que permitió ver las dobleces y dibujar la forma correcta de las mismas” Fantasma poco convincente ya que los pies asoman por abajo. El chico actúa como autorretrato simbólico con su apática observación del caos circundante.










    • El sacristán disfrazado de fantasma se quedó quieto como una roca. Aguafuerte y aguatinta. 445x322mm
      “En el cuento se decía ‘el hombre vestido de fantasma se quedó quieto como una roca’” Picasso dijo: “los buenos artistas copian, los grandes artistas roban”. Aquí David Hockney sustrae para su propio uso un elemento de la creación del surrealista René Magritte, transformándolo con gran efecto visual. Cabe destacar los pies del sacristán asomando en la parte interior central.


      • Cadáveres ardiendo. Aguafuerte, aguatinta y punta seca. 258x245mm
      “[…] Las sombras y las figuras las hice al natural. Utilicé personas y les puse luz debajo. Nunca tuve intención de que uno de ellos se pareciera a Hitler. Me temo que es una consecuencia de mi mal trazo” David Hockney manipula sus complejas técnicas gráficas para transmitir de manera convincente la apariencia del calor, el humo, las llamas y la luz de la lumbre. Sólo después se daría cuenta de que hay quien confunde el cadáver de la derecha con Hitler.


      • El castillo encantado. Aguafuerte y aguatinta. 342x205mm
      “Es un castillo muy dramático. Se fue haciendo más oscura y más rica, lo que permitió lograr la altura y el dramatismo. […] En algunas de las planchas hay hasta 16 estados, algo que nunca antes había hecho. La mayor parte de los aguafuertes se realizaron de forma muy simple, dibujando la línea de una vez, haciendo la aguatinta de una vez y aplicando el barniz blando una sola vez, es decir, en tres pasadas. Nunca he trabajado tanto los grabados como lo he hecho con estos. En ocasiones llegué a hacer una línea a cinco niveles diferentes” Imagen gótica y severa. Recuerda a la escena inicial de Ciudadano Kane (1942)


      • El banco del carpintero, un cuchillo y fuego. Aguafuerte, aguatinta y punta seca. 153x172mm
      Composición bellamente dibujada aunque desconcertante en cuanto a escala. La magistral técnica de grabado plasma con brillantez las llamas y el humo del fuego.



      Gato negro saltando. Aguafuerte y aguatinta. 235x270mm
      “El gato tiene unas ocho capas. En ningún momento rehice el dibujo, pues pensé que había encontrado el equilibrio entre la placidez del chico y el movimiento del gato” La más impactante ilustración de David Hockney. Confrontación visual entre el gato en pleno salto, dinámico y oscuro, y el joven sentado, pálido y plácido, es asombrosa por su intensidad gráfica [PURO CONTRASTE]


      • El torno y el fuego. Aguafuerte, aguatinta y punta seca. 151x164mm
      “[…] ¿Por qué un torno debería estar ardiendo? Lo ignoro” Evita la macabra escena del chico tallando las calaveras con el torno. Naturaleza abstracta y sobria con un torno ardiendo de manera poco natural, pero en una imagen muy característica de Hockney.

      Dentro del castillo. Aguafuerte y aguatinta
      “[…] La figura, el sombrero, las manos y todo lo demás proviene de un fotograma de una película de terror cuyo nombre ignoro” Fotograma de John Barrymor interpretando el papel principal de la película muda Dr. Jekyll & Mr. Hyde (1920)

      El agua fría a punto de caer sobre el príncipe. Aguafuerte y aguatinta. 385x270mm
      “El origen de este grabado está el Carpaccio […] El muchacho al final se estremece, naturalmente, no de miedo sino de frío, algo que no se menciona y que es lo que me gusta del final del relato […] Sacado del ángel visitando a Santa Teresa yaciendo en el lecho (obra que se encuentra en la Academia de Venecia)” Composición maravillosamente concebida desde las borlas de lo alto del techo a las gamas tonales de la parte inferior. Tiene la misma expresión impasible porque aún no le ha caído el agua que le hará estremecerse. La salpicadura de aguatinta sobre la plancha para plasmar el agua representa todo un hito del grabado. 






      Oro. Aguafuerte. 343x260mm
      Como cuando la lluvia se convierte en nieve por acción de las bajas temperaturas, David Hockney crea esta imagen maravillosamente absurda.



      Una habitación llena de paja. Aguafuerte y aguatinta. 250x220mm

      • Paja a la izquierda, oro a la derecha. Aguafuerte. 150x244mm

      Suplicando por el niño. Aguafuerte. 267x255mm
      “[…] En realidad no es un personaje malvado, pues finalmente cede, devuelve el niño y acaba partido en dos. Por tanto, está claro que hay algo de bondad en él y por tanto no podía convertirlo en un monstruo absolutamente grotesco” Contraste entre la hija del molinero (alta, elegante, bella…) y Rumpelstiltskin (pequeño, peludo y lastimoso)

      • Montando una cuchara de cocina. Aguafuerte, aguatinta y punta seca. 164x252mm
      Inventada, alteración ligera del texto. “Te llamas, quizás, Huesodevaca, Palodetueca o Patadearaña”, dice el cuento. “Quizás Ringo, o Zappa, o Kasmin”, dice la ilustración (haciendo referencia a Ringo Starr –batería de The Beatles –, Frank Zappa –innovador rockero –y John Kasmin –galerista londinense –)





      Él mismo se partió en dos. Aguafuerte y aguatinta. 447x324mm
      “De nuevo, más que ilustrar, supongo que me interesaba poder pasar visualmente de una cosa a otra en tan solo dos fases” Macabra, surrealista y cómica.


      Espero que no se os haya hecho muy pesada (aunque sé que es bastante larga; siempre os queda leerla en varias veces) y que os animéis a verla, ¡TENÉIS HASTA EL DOMINGO!

      No hay comentarios:

      Publicar un comentario