4.29.2013

Impresionismo y aire libre


Impresionismo y aire libre es una exposición que se encuentra en el Museo Thyssen hasta el 12 de mayo. La entrada, en esta ocasión, no es gratuita: son 10€ la general y 6€ la reducida. Últimamente se está haciendo especial hincapié en esta corriente, ya que se están realizando bastantes exposiciones sobre este periodo, aunque todas ellas son diferentes entre sí. Esta se centra más en los cuadros que en darnos más información, pues lo que creo que se pretende con ella es acercarnos un poco a lo que se puede conseguir con una buena técnica en cuanto a reflejar el mundo exterior que nosotros vemos. Y digo mundo exterior y no mundo en general pues si algo tienen en común todas las obras expuestas es que son paisajes o distintos elementos -rocas, flores, árboles...- que están presentes en paisajes, en exteriores.



Me ha gustado mucho porque son muy reales y diferentes a las pinturas que estoy acostumbrada a ver, además de que cada tema que agrupaba los cuadros incluía una o varias citas que guardaban cierta relación con el tema, y me encantan las exposiciones que incluyen citas. Hay pinturas que quería recoger aquí y que no me ha sido posible encontrar fuera del listado de obras expuestas del Thyssen, así que al final os dejo el nombre y el tema de la pintura y el link hacia el listado, pues incluyen imágenes de todos los cuadros, aunque son pequeñas. ¡Disfrutad!

RUINAS, AZOTEAS Y TEJADO
Constituían uno de los elementos integrantes del paisaje, dotadas siempre de un carácter pintoresco. Los pintores buscaban plasmar el motivo en su conjunto y no tanto en el detalle, atendiendo así  a sus formas, texturas y valores tonales en relación con lo demás.

File:Jean-Baptiste-Camille Corot 006.jpg
El puente de Narni. Camille Corot

"[...] Todo estudio del natural debe hacerse rigurosamente en el intervalo de dos horas a lo sumo: y si se trata de un efecto de amanecer o de puesta de sol, no se debe emplear más de 30 minutos" PIERRE-HENRI DE VALENCIENNES, Elemens de perspective practique, 1800.


ROCAS
En el siglo XVII, las rocas se convirtieron en protagonistas gracias a la Escuela de Barbizon, que les otorgaron valores melancólicos, de soledad y desolación. Por el contrario, los artistas americanos buscaban unir arte y geología. Cézanne retomó el motivo de las rocas para profundizar en la construcción espacial del cuadro sin recurrir al sombreado o a la perspectiva.

"[...] Todos los cuadros hechos en el interior, en el taller, no valdrán nunca lo que valen las cosas hechas al aire libre. Al representar escenas desde fuera, las oposiciones de las figuras sobre los terrenos son asombrosas y el paisaje es magnífico. Yo veo cosas estupendas y es preciso que me decida a trabajar sólo, al aire libre" PAUL CÉZANNE, carta a Émile Zola, aix-en-provence. Hacia el 19 de octubre de 1866.


MONTAÑAS
Predominan, en un primer momento, las montañas alejadas, concebidas como fondos para las composiciones. Un caso excepcional fue el del Vesubio, al tiempo que en el centro de Europa se dieron las composiciones más originales, ya que estaban a caballo entre el idealismo romántico y el interés científico. Esta mezcla se extendió a otros países, pero hay que destacar el papel del pintor suizo Ferdinand Hodler que dotaba las montañas de un carácter simbólico y monumental.

"[...] El medio más rápido y más seguro es pintar y dibujar del natural. Es necesario, sobre todo, pintar, porque así se tiene el dibujo y el color al mismo tiempo". CLAUDE-JOSEPH VERNET, c. 1780


ÁRBOLES Y PLANTAS
El mayor desarrollo en cuanto a los árboles y plantas se dio en la Francia de comienzos del XIX. Para los pintores de Barbizon, los árboles se convirtieron en actores silenciosos del paisaje. A comienzos de la década de 1860 los impresionistas también pintaron árboles en el bosque Fontainebleau, pero frente al interés romántico por los sentimientos que desprenden los grandes robles y hayas, artistas como Monet se concentraron en las sensaciones visuales de la luz al filtrarse a través de sus hojas. Hacia finales del siglo XIX y comienzos del XX los estudios de árboles adoptaron un carácter esencialmente expresivo.

"Yo oía también la voz de los árboles [...] las sorpresas de sus movimientos, la variedad de sus formas y hasta la singularidad con que se ven atraídos por la luz me reveló de repente el lenguaje de los bosques" TÉODORE ROUSSEAU, Alfred Sensier, Souvenirs sur Théodore Rousseau, 1872.

Después de la lluvia. Théodore Rousseau. 
Uno de mis favoritos de la exposición, sobre todo, me transmitió VIDA

"Algunos pueden tener más lucidez que yo en cuanto a los apuntes abstractos [...] yo siempre me nutro de la naturaleza. Exagero, a veces cambio el motivo pero, en fin, no invento todo el cuadro; al contrario, me lo encuentro completamente hecho, pero sin esbozar, en la naturaleza" Van Gogh. Carta a Émile Bernard. Arlés, hacia el 5 de octubre de 1888.


CASCADAS, LAGOS, ARROYOS Y RÍOS
El agua ha estado presente en las composiciones desde siempre, aportando frescura y variedad. Está muy presente en la obra de Courbet -con un sentido muy material-; quería destacar a este pintor ya que fijándome en los cuadros que más me gustaron de la exposición, había muchísimos suyos. Dicho esto, hay que añadir que este valor material estuvo también presente en la obra de Daubigny -perteneciente a la Escuela de Barbizon y que llegó a construirse un barco-estudio para pintar en él las vista de los ríos Sena y Oise- y que, dentro de los impresionistas, destaca Monet, que se fijaba especialmente en los cambios del agua.

Le Château de Cillon. Gustave Coubert. Otro de mis favoritos

The Quai des Paquis, Geneva - Camille Corot
Le Quai des Pâquis, Ginebra. Camille Corot

"¡Mi taller! Pero yo no he tenido nunca taller,
y no comprendo que alguien se encierre en una habitación" CLAUDE MONET, en Émile Taboureux "Claude Monet", La vie moderne, el 12 de junio de 1880.


El arroyo de Brème. Gustave Courbert


CIELOS Y NUBES
Fue en el siglo XVIII y comienzos del XIX cuando se extendió la costumbre de realizar estudios de nubes, como es el caso del pintor inglés Constable: llevó a cabo un trabajo sistemático, pintando más de cien estudios de nubes buscando una mayor integración entre el suelo y el paisaje.

Entre los impresionistas hay que destacar a Sisley, que siguió el ejemplo de Constable. Este apartado se completa con cuadros de Van Gogh y Nulde, que tienen una concepción estilizada, subjetiva y prácticamente abstracta de las nubes.


Los descargadores en Arlés. Van Gogh

La inundación en Port-Marly. Alfred Sisley


"[los cielos[ deben ser, y así será siempre en mi pintura, una parte importante de la composición. Sería difícil citar un tipo de paisaje en el que el cielo no sea la 'tónica', el nivel de la 'escala', y el principal 'órgano de sentimiento'. [...] El cielo es la 'fuente de luz' en la naturaleza y lo gobierna todo". JOHN CONSTABLE. Carta a John Fisher. Hampstead. 23 de octubre de 1821.

Estudio de cielo cargado de nubes, Roma. Pierre-Henri de Valenciennes

Molino de agua en Gennep. Van Gogh. 
Me gustó porque no tiene el estilo tan reconocido de Van Gogh


EL MAR
El mar fue contemplado con temor hasta el siglo XVIII y fue Constable quien llevó a cabo las primeras marinas al mar importantes. En el caso de Courbet, en el litoral de Normandía fue donde realizó sus paisajes de mar, de una materialidad propia de las rocas de su región natal del Franco Condado. Entre los impresionistas fue Monet el que sintió más atracción por el mar.


La tromba de agua, Étretat. Gustave Courbert

La ola. Gustave Courbert. 
De los dos que más me gustaron de toda la exposición. En este caso, por los colores, la temática y ese juego de luces y sombras que hace para lograr la ola



"Como le decía, la tormenta ha aumentado en violencia, es algo extraordinario de ver en el mar; ¡qué espectáculo! Está de tal manera desencadenado que uno se pregunta si será posible que se vuelva a calmar" MONET, carta a Alice Hoschedé Kervilahoven. 15 de octubre de 1886.



Eternidad. Gustave Courbert. 
Me parece extraordinario por la técnica que utiliza y el manejo que hay que tener para crear esos efectos que él utiliza

Espero de verdad que os animéis a verla, pues es una exposición relativamente rápida de ver y muy amena, donde son unos cuadros que tienen algo diferente a los que se suelen exponer y uno sale con una sensación de bienestar muy grande. Por último, como os he comentado al principio del post, los cuadros no encontrados y que merecen la pena ser vistos:
-Ruinas, azoteas y tejado- Acueducto cerca de Roma. Johann Martin von Rohden [burro, luz-sombra]
-RocasTocón cerca de Olevano. Friedrich Nerly
-RocasEstudio de rocas y árboles. Théodore Rousseau
-RocasEstudio de la naturaleza, Bronxville, NY. Asher B. Durand.
-MontañasValle de alta montaña. Carl Gustav Carus [PAZ]
-MontañasEl valle de las Angustias. Vincent-Joseph-François Courdouan
-Árboles y plantasSotobosque. Narcisse Díaz de Peña
-El marEstudio de marina. La playa de Brighton mirando al oeste. John Constable
-El marPlaya con puesta de sol, Villerville. Charles-François Daubigny

No hay comentarios:

Publicar un comentario