4.15.2013

Jamming


Una obra de teatro nada convencional, si es que se le puede denominar así, porque a mí me pareció una reunión de personas dispuestas a hacer reír y a reírse. Tuve la oportunidad de ir el 23 de febrero gracias a que me regalaron una entrada para ir con motivo de mi cumpleaños -¡gracias, señoritas!- y fue espectacular.

Es un espectáculo donde hay algo que prevalece en todo momento: la improvisación. Cierto es que, luego comparándolo con otra gente que fue otros días, las mini-obras que hacían, las pequeñas historias que representaban se parecían mucho, pero nunca eran totalmente iguales. Creo que hay que tener mucho valor y mucho temple para subirse a un escenario sin guión y salir airoso. Y algo aún más complicado: hacer reír.


Salí con dolor de tripa y de mejillas de todo lo que me reí. Hubo momentos donde incluso se me saltaron las lágrimas. Que si elefantes en manifestaciones o una relación de amor secreta entre Rubalcaba y Rajoy fueron algunas de las historias que hicieron. Lo que más me gustó no fue eso, sino que muchas veces elegían estilos concretos... En plan, tenían que representar una historia al estilo de Lorca, otra en plan thriller, otra como el cine argentino... Me morí, os lo prometo, era demasiadas cosas juntas de las que reírme y creía que iba a estallar.


¿Lo malo? Que al ser la última función en el Teatro Arlequín (ahora están en el Cáser Calderón) invitaban a ir a la sesión golfa, pero era cerca de la 1 de la noche y no me podía  quedar... Y me hubiera gustado muchísimo. No sé si me acercaré o no, pero me encantaría, porque si disfruté tanto con la sesión normal... La golfa tiene que ser espectacular. Y de la obra en sí, lo único malo fue que me hubiera gustado que durara más, no hubo nada que pueda criticar, la verdad.

Otra forma de teatro, improvisando, pero de la que se disfruta igual y que a mi parecer, tiene más valor. ¡Totalmente recomendada! Haced click aquí para ir a la web oficial para más información.

2 comentarios:

  1. Anda, suena muy bien...
    ¡Aunque no te imaginaba viendo una obra así!
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás, si hubiera sido por mí misma, si no me hubieran regalado las entradas, no hubiera ido. ¡Fue todo un descubrimiento! ¡Es genial!

      Eliminar