7.17.2013

El despertar de la señorita Prim



No sé si os sonará este libro de antes o si es la primera vez que oís hablar de él. Sea cual sea vuestro caso, espero que después de leer lo que os tengo que contar sobre ella, tengáis ganas de leerlo (y que lo hagáis de verdad).

El despertar de la señorita Prim. Curioso título, ¿no os parece? La señorita Prim, Prudencia Prim para quienes hemos leído el libro (aunque yo prefiero lo de señorita, la costumbre), es la protagonista del libro. Tras leer un anuncio por palabras decide visitar el pintoresco pueblo de San Ireneo de Arnois para optar a un trabajo, trabajo que consiste en organizar la biblioteca personal del Hombre del Sillón y que finalmente consigue. En ese pueblecito, descubrirá las las costumbres tan peculiares del lugar, mantendrá batallas dialécticas y conversaciones profundas, además de hacer un viaje personal conducida por los vecinos de San Ireneo de Arnois.




He de comenzar diciendo que es un libro un tanto complicado porque en esas batallas dialécticas y en esas conversaciones hay muchísima información que procesar. Sin embargo, por motivos que no vienen al caso necesitaba un libro de este estilo, que me hiciera reflexionar, que se fijara en las pequeñas cosas... Por lo que a mí me ha resultado fácil y muy ameno, pero reconozco que no es una lectura ligera. Me ha fascinado y entra directo a la categoría de favoritos. Pero desgranémoslo un poco para que entendáis por qué me parece tan bueno.

Empecemos por el pueblo, San Ireneo de Arnois. Es un pueblo sin ubicación, ajeno a la modernidad que nos rodea actualmente... Un pueblo a la antigua usanza, vaya. Priman las charlas a media tarde con un café o un té, las noches en vela acompañadas de conversaciones existenciales, los cotilleos y la ayuda vecinal cuando es necesaria. Es un pueblo de esos donde, al ver su estilo de vida y sus gentes, transmiten calidez y sosiego, esos pueblos que dan la sensación de que nada malo puede ocurrir allí. Sinceramente, me encantaría vivir -o pasar un periodo de tiempo más o menos largo- allí (pese a que ya sabemos que en los pueblos, otra cosa no, pero los chismorreos están a la orden del día).

Sobre los personajes, tengo que decir que no hay ninguno que me haya gustado más otro, todos están al mismo nivel... Aunque es cierto que los protagonistas, la señorita Prim y el Hombre del Sillón (curioso es que en ningún momento de la novela se mencione su nombre y siempre se refiera a él así, por el hombre del sillón), llegan a calar un poquito más. Las batallas dialécticas y la ironía que se perfila a veces, además de ciertas indirectas, ¡son sublimes! En serio, son de esos diálogos que terminas agotada sólo de leerlos pero que también logran descubrirte cosas. Otra cosa no, pero entre estos dos personajes -además de los niños pequeños y de algunos de los vecinos del pueblo- hacen constantes menciones a escritores clásicos, como Virgilio, y algo más modernos, como Jane Austen, lo que demuestra la calidad y el conocimiento literario de la escritora Natalia Sanmartín Fenollera.


Sólo puedo sacarle tres cosas malas a este libro:
1- El hecho de que no sepamos nunca el nombre real de el Hombre del Sillón. Creo que queda un poco frío así, como si quisiera que no empatizáramos completamente con el personaje... O quizás simplemente se trate de una metáfora, no sé.
2- El final, ya que queda demasiado abierto.
3- Una frase que me desconcertó y que en ningún momento se llega a explicar: "El matrimonio no es cosa de dos, sino de tres".

Pese a esto, no sé si fue porque era el libro que necesitaba en ese momento o porque realmente lo es, es una auténtica delicia de lectura que debería ocupar un puesto importante en las lecturas obligatorias de cualquiera: puede hacer que (re)descubras cosas, tanto de ti como de tu alrededor, muestra que otro tipo de vida es posible y... Y la importancia de las pequeñas cosas y de los pequeños gestos. Porque son esos detalles los que definen a las personas.

4 comentarios:

  1. Acabo de llegar y tu blog, me encanta¡¡¡también acabo de leer el despertar de la Prim .Me gustan mucho tus reseñas y he apuntado algún libro de los que recomiendas,ya te contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Espero que te gusten los libros que hayas apuntado y leerte más por aquí.

      Eliminar
  2. Sencillamente me pareció delicioso, un libro para leerlo con pleno desfrute!Lindos diálogos y una atmósfera muy especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Totalmente de acuerdo! De vez en cuando se agradece una atmósfera diferente a lo que suele abundar en los libros actuales.

      Eliminar