7.02.2013

Si pudieras verme ahora



Este libro lo encontré por casualidad: vi el título, la portada y... Antes incluso de saber de qué iba, ya había algo en mi interior que me decía que ese libro me iba a gustar, llamadlo intuición si queréis. Pero fue leer la sinopsis y... ¿Cómo dos personas aparentemente tan dispares iban a congeniar? Que me terminó de convencer, vaya.

Y ahora, después de haberlo leído, os digo que se va a convertir en uno de los libros que más me han gustado, no llega a la categoría de favorito pero sí me ha gustado muchísimo. Está escrito con tanto detalle que el lector es capaz de imaginarse las sonrisas, ese instante de relajarse con un tazón de café y dejarse llevar por los pensamientos, notar la evolución que van sufriendo los distintos personajes... Y la relación de Elizabeth e Iván, los dos protagonistas, una relación tan dispar (incluso más dispar de lo que se llega a imaginar uno leyendo la sinopsis) pero a la vez tan real. Y es que se parecen mucho más de lo que creemos e incluso de lo que ellos creen al principio.


Iván tiene un secreto, algo que le acompaña siempre, una condición especial, algo particular que le caracteriza y que condiciona toda la historia. Se resuelve en el primer tercio del libro (no os preocupéis mucho si al principio no entendéis nada, continuad leyendo y terminaréis entendiendo). Tras saberlo, casi que crea mil dudas más, las cuales se van despejando a medida que avanza la trama.

Personalmente, he de decir que Iván me ha fascinado, no por ese detalle tan especial, sino por cómo es, cómo se comporta, qué piensa, en qué cree... Es demasiado genial para que exista de verdad. Ese caos de vida que tiene, lo ocurrente que es, las ganas de vivir, que le importe poco el qué dirán, seguir sacando a la superficie ese niño que tiene dentro, el valor que le da a los sentimientos y a la amistad, cómo define lo que siente o lo que le pasa, esos detalles... Es alucinante.


Y, para terminar, tengo que deciros que, según he leído, se va a hacer adaptación cinematográfica del libro onde parece que Hugh Jackman interpretará a Iván. Me alegro de que se vaya a llevar a la gran pantalla pese a ese miedo que siempre hay con las adaptaciones; ahora, no pega nada Hugh Jackman en ese papel. Ya sé que el Iván que yo me he imaginado es muy difícil de encontrar (pasa con todos los personajes ficticios) pero, aun así, creo que sería posible encontrar a otro actor que se acercara a la descripción que se hace de Iván. Y eso que a mi Hugh Jackman me gusta, ojo. Veremos a ver en qué termina la cosa.

Si tenéis la oportunidad y os apetece un libro iferente a lo que solemos encontrar en las librerías, si os apetece reír, encontrar citas o diálogos existenciales o incluso llorar o conmoveros, este es vuestro libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario