10.24.2013

A solas - Pablo López

Más de dos meses después, la vida me vuelve a traer aquí. Antes de todo quería pediros disculpas por este tiempo ausente, pero necesitaba alejarme de esto porque empezaba a tomármelo como una obligación y no disfrutaba tanto como al principio. No sé cada cuánto publicaré (este año los estudios están robando gran parte de mi tiempo), pero mi intención es publicar al menos un par de veces al mes -siempre que encuentre qué publicar, claro-. Vuelvo con la energía y la ilusión del principio, así que dejémonos de rollos y vayamos con el tema de hoy.


Pablo López. A la gran mayoría de vosotros no os sonará, pero ya estoy yo aquí para remediarlo. Participó en Operación Triunfo 2008 (la 6ª edición), quedando segundo. Pasaron los años y hasta junio del 2013 no volvió a salir su nombre en la estela (más o menos) pública. Cadena Dial presentaba a una nueva promesa de la música española, Pablo López con su canción Vi. Pero hay que decir que este señorito no sólo canta, sino que compone para él mismo y para otros artistas -ha compuesto el tan conocido Vuelvo a verte de Malú y Pablo Alborán-. Aquí tenéis su página web para profundizar un poquito más en su historia.


¿Y qué lo trae hasta aquí? Ayer tuve el placer de disfrutar de su música y su arte en directo. Fue un concierto de 45min organizado por Sol Música que próximamente se emitirá en TV. No dejaron grabar ni hacer fotos, lo que me pareció fabuloso porque permitía disfrutar el concierto de una manera que se está perdiendo. Ahora, podrían haber dejado hacer alguna al final... 

Abrió con Lluvia en el cristal y continuó con La mejor noche de mi vida. Entre bromas y canciones, nos dio las gracias más de una vez por estar allí. Señaló el hecho de que nos podía ver las caras -seríamos unas 200 personas o así-, que era bueno porque nos podía leer los sentimientos en la cara pero que muchas veces prefería no verlas para esconderse. Se notaba que estaba allí con el cuerpo y con el alma, que disfrutaba, que sentía lo que cantaba. Después vino el cenit de la noche, al menos para mí: Te espero aquí (la presentó diciendo que era una canción de amor, que no le daba vergüenza decirlo; cómo podías estar con alguien años y, en cuestión de minutos, enamorarte de otra persona), Dónde y Mi casa (el momento mágico del mini-concierto: a solas él, su piano y nosotros, una maravilla). Sin darnos cuenta, nos plantamos en el final, con Suplicando y Vi. Para el bis, nos dejó elegir a nosotros: Ella fue la afortunada. 

Foto del ensayo ofrecida por @solmusica


Todo fue muy rápido, como si una brecha temporal se hubiera abierto para vivir el concierto sin darnos cuenta. Demasiado corto, dejando con ganas de más. Pero, pese a que estuvo en Madrid el 4 de octubre, espero que no tarde mucho en volver por la capital. Antes de terminar, quería resaltar una frase que dijo en medio del concierto: "No me abandonéis nunca". Esa fragilidad que muchos tratan de esconder, esa disposición a desnudar el alma... Es lo que le hace a uno humano, y lo que hace que alguien llegue a las personas. Impactante y sincera. 


Os recomiendo sentaros y escuchar sus letras, dejando el alma abierta para que os traspasen. Aquí os dejo un par de vídeos, uno de los videoclips y otro en acústico, para que lo disfrutéis. 

¿Dónde me escondo de ti está vez? Soy el mismo loco que ayer con las mismas ganas de volver.

"Sólo quiero volver a verte  y despejar las dudas que me quedan. No sé si te abracé lo suficiente o nos ganó la prisa traicionera"

No hay comentarios:

Publicar un comentario